Organizando conceptos con mapas mentales

Un mapa mental es un esquema sin una estructura fija que nos permite ayudar a fijar conceptos, hallar relaciones entre ellos y formar una representación gráfica de los mismos. En este artículo veremos para qué podemos usar esta herramienta, cómo empezar desde cero y qué opciones, tanto analógicas como digitales tenemos a nuestra disposición.

Para qué usar mapas mentales

Se pueden usar para prácticamente cualquier cosa que implique relaciones entre conceptos, en mi caso, los he usado para:

  • Analizar información y conceptos nuevos, ya sea de temas que esté leyendo, cursos, presentaciones, etc.
  • Dar forma a cualquier tipo de presentación, documento, artículo o libro, para poder ver todos los puntos a tratar antes de ir más a fondo.
  • Organizar ideas aleatorias que no tienen forma ni sentido en un principio.
  • Analizar problemas. Esta última me ha sido de gran utilidad en el trabajo, te permite poder ver posibles orígenes de problemas y tener una idea un poco más amplia de lo que está pasando.

Cómo empezamos?

La manera más sencilla de comenzar a hacer mapas mentales es usando papel y lápiz, aunque el mundo nos mueva en la dirección de tomar notas con nuestros iPhones, iPads, tablets y ordenadores. Un estudio afirma que tomar notas de nuestro puño y letra es más provechoso cognitivamente, además de que al escribir “en sucio” podemos ser más creativos.

Con nuestro papel y lapiz en la mano, fijamos la idea principal en el centro de la hoja, y empezamos a escribir/dibujar conceptos e ideas alrededor:

unspecified

El mapa mental de este artículo sobre mapas mentales

Para ello podemos utilizar cualquier cuaderno o libreta (como se ve anteriormente), aunque personalmente recomiendo un modelo fabricado por la empresa portuguesa InfiniteBook, que nos permite borrar y reescribir utilizando bolígrafos de pizarra. Está disponible en tamaños (A4 y A5) y se puede adquirir a través de Amazon o bien desde su web oficial infinitebook.pt

51X5jrqZKkL._SL1024_

Cuaderno InfiniteBook

Si tenemos además la suerte de tener acceso a una pizarra también podemos hacer uso de ella, especialmente si estamos haciendo una sesión de trabajo en equipo.

Pasando nuestros apuntes “a limpio”

Una vez tenemos nuestro mapa mental el papel, con algún que otro tachón de por medio, posiblemente queremos tener una versión en limpio de los mismos, y conservarlo en nuestro mundo digital.

Aunque siempre tenemos la opción de hacer una foto al papel o a la pizarra con nuestro móvil, existen herramientas específicas que nos permiten crear una versión digital de los mapas y poder editarlos, compartirlos o conservarlos indefinidamente.

Una de estas herramientas es XMind, cuya versión gratuita nos permite crear un mapa mental digital. Posee algunos atajos de teclado muy básicos como usar Tab para crear un nuevo elemento “hijo” o Enter para crear un nuevo elemento al mismo nivel, y esto nos permite replicar lo que hemos hecho en papel de una manera rápida y efectiva:

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 8.06.07.png

La misma versión del Mapa mental anterior, en digital

Una alternativa que también usé en mis años de carrera, especialmente para Windows y Linux, es FreeMind, que posee una interfaz y funcionamiento similar, con la principal diferencia de ser Software Libre (GPL v2).

El mundo de las herramientas de mapas mentales es aún mayor, si usas otra herramienta diferente de las mencionadas, puedes comentar tu experiencia en los comentarios.

Como nota importante, todas las herramientas de mind mapping que he visto permiten la opción de exportar e imprimir nuestro mapa, con lo cual si queremos, podemos cerrar el ciclo del mundo “analógico” teniendo una copia impresa de nuestro mapa mental sobre la que tomar aún más notas.

Mind mapping en dispositivos móviles

Pese a que existen herramientas para crear y gestionar los mapas mentales desde el móvil, personalmente prefiero usar mi dispositivo de bolsillo para capturar ideas y no tanto para crear los mapas. Si usas alguna herramienta en tu móvil o tablet, comenta tu experiencia en los comentarios.

Sketchnoting

Sketchnoting es otra técnica relacionada para la captura de información, con la que utilizamos iconos y dibujos para reducir los conceptos que estamos aprendiendo a su mínima expresión. Aunque no es necesario ser un artista para utilizar sketchnoting, dibujar nos puede ayudar a fijar ideas, aunque luego pasar esos dibujos a formato digital puede resultar un poco más trabajoso.

En cualquier caso, un buen manual al que acudir es “The SketchNote Handbook” (en Amazon) que, mediante esa misma técnica nos explica algunos conceptos y nos ayuda a crear nuestras propias notas.

#En resumen

Los mapas mentales nos ayudan a organizar nuestras ideas alrededor de conceptos nuevos o conocidos. Podemos usar papel, pizarra u ordenador para crearlos y mantenerlos, podemos imprimirlos, compartirlos y llevarlos encima en todo momento, y podemos utilizar técnicas como Sketchnoting para capturar la información de manera gráfica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s