Repasando 2021 y planeando 2022

¡Feliz año nuevo! Ya dejamos las navidades atrás y toca desempolvar los propósitos que fijamos el pasado enero. Con un poco de suerte los habremos mirado a lo largo del año y/o habremos hecho alguna corrección, o incluso habremos repasado en septiembre para hacer propósitos de curso nuevo.

Echemos un vistazo a los propósitos que fijé para 2021, que cosas han funcionado y qué lecciones aprender de estos, y que ideas aplicar en este 2022 que recién comienza.

Repasando la lista original podemos ver que eran ambiciosos, y esto es importante reconocerlo, porque cuando establecemos propósitos de año nuevo lo solemos hacer en una burbuja en la que casualmente tenemos más tiempo libre del habitual, así que cuidado con el primer peligro.

Veamos la lista original, y el estado en el que han quedado:

  • Leer 20 páginas al día de libros. [Perdí la cuenta]
  • Leer 52 artículos técnicos (o 1 por semana). [20]
  • Leer 4 libros técnicos al año (o 1 por cuatrimestre) [0]
  • Examinarme de una certificación AWS [Curso terminado, no examinado]
  • Leer 24 libros (o 2 al mes).  [21]
  • Escribir 8 artículos en el blog (o 2 cada cuatrimestre) [5+1, uno fue traducción]
  • Correr 300 km (o 25 km al mes) [284 km + 768 km de bici]

Más allá de haber perdido la cuenta con en número de páginas al día de libros y la falta de libros técnicos, estoy contento ya que, aunque no logré los objetivos, sí que hice bastante progreso en ellos.

Veamos un par lecciones aprendidas tras analizar estos resultados:

A la hora de fijar un hábito como propósito, tenemos que contar con que necesitamos cierta disciplina para llevarlo a cabo, así como dar seguimiento a los propósitos de manera continuada. Si vas a fijar un hábito y no tienes estas herramientas, puedes perder el hilo y luego es muy difícil recuperarlo.

Fijar objetivos de lectura de artículos y libros puede ser algo muy provechoso siempre y cuando tengamos claridad sobre un tema o un área que llame nuestra atención. Considerar un artículo “técnico” fue un paraguas demasiado grande en el que cabían demasiadas cosas no relacionadas.

Lo que pasó en 2021

Otra de las oportunidades que brinda esta reflexión es repasar cosas que hayan pasado durante el año que no formaran parte de nuestros propósitos, pero que nos hayan permitido crecer ya sea de manera profesional o personal.

En mi caso, desde el punto de vista profesional, tras varios años trabajando en el proceso, finalmente promocioné a Senior Software Engineer, lo que me está haciendo aprender, enfrentarme a diferentes tipos de problemas y contribuir al trabajo que hacemos en el equipo desde otra perspectiva. También desde el punto de vista profesional publicamos Offboarding tras el proceso de revisión y corrección, lo que me convierte en autor publicado.

Desde el punto de vista personal, tras haberla cancelado en 2020 por la crisis del coronavirus, en 2021 sí que logramos celebrar nuestra boda tras horas al teléfono con proveedores, decenas de correos electrónicos y mensajes, muchas reuniones, ensayos y revisiones para una obra de teatro que solo tenía una única representación. Fue un día especial tanto para nosotros como para el resto de los invitados y le debemos mucho a los familiares y amigos que hicieron de oficiantes y voluntarios para que todo fuera bien.

Finalmente, y también desde el punto de vista personal, tras más de 600 días logré volver a correr una carrera popular, lejos de mis mejores marcas, pero con la satisfacción de ser capaz de hacer 10 km sin parar una vez más.

Con la vista puesta en 2022

Llega entonces el momento en el que vemos el siguiente año como un lienzo en blanco y nos preguntamos, ¿y ahora qué?

Para 2022 mi plan es combinar lo que haya funcionado en 2021, seguir haciéndolo, y dar espacio para explorar y curiosear en nuevos temas, sin tener objetivos concretos. Dicho lo cual:

  • Seguir haciendo deporte: Conseguir un total de 100 días de algún tipo de deporte al año.
  • Seguir leyendo: 24 libros del año pasado en diferentes formatos: audio, digital y papel.
  • Seguir escribiendo 8 artículos únicos, sin contar traducciones.

A la hora de elegir temas para leer y escribir, en vez de intentar consumir todo lo que caiga en mis manos, que viene siendo la estrategia que he seguido durante muchos años, voy a intentar poner un poco más de intención sobre cuales quiero que sean esos temas.

Por ello dedicaré un tiempo, sobre todo al principio del año, a buscar uno o dos temas y centrarme en ellos una temporada, esperando que salga algo interesante de aquí que pueda compartir en este blog.

Resumen

El final del año nos permite tener esta retrospectiva sobre lo que teníamos planeado y lo que finalmente sucedió, nos permite decidir si continuar lo que estábamos haciendo, descubrir si necesitamos más herramientas para seguir adelante, o si hay elementos que directamente podemos descartar.

Este momento, además, nos permite reflexionar para ver qué otras áreas de nuestra vida podemos descubrir y explorar.

¡Feliz año nuevo!

Autor: Roberto Luis Bisbé

Software Developer, Computer Engineer

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: